a cura d'Enric Baixeras Sastre
signatura saumells

El tipo de Saumells de los extasiados tiene su punto de partida en una experiencia.

En la tercera década del siglo veinte, como lo hizo toda Tarragona, Saumells visitó la excavación del gran cementerio de la necrópolis romano-cristiana de la Tabacalera. Todavía era adolescente, pero iba por artista. A medida que pisaba los entierros aflorados en el fango, se sintió atraído por la visión luctuosa. Los cuerpos convertidos en despojo se le fijaron en la mente. Ver la muerte, los signos religiosos funerarios y palpar el misterio de la ultratumba le sorprendieron. Restó inquieto.

Al madurar de edad, fue asimilando aquellos efectos. Le llegó la hora de crear y sacó a la luz la serie de los extasiados, también llamados astrónomos: ascetas contemplativos que exhiben la osamenta. Figuras de sentido premonitorio, anuncio del destino final que nos prepara la naturaleza: la muerte sin remedio, cuestionadora de la eternidad.

© 2010 Museu d'Art Modern de Tarragona