Diputació de Tarragona

 
MAMT Virtual
 

 
Aprendemos jugando
 

 
Logo MAMT Pedagògic
 

 

Puedes encontrarnos en:


Facebook
Flickr
Delicious
YouTube
RSS
 
 
Te encuentras en:   Portada > Exposición permanente > Miró - Royo

Miró - Royo


Historia de un Tapiz

El 27 de septiembre de 1968 Joan Miró firma un dibujo, un primer borrador donde señalaba las diferentes partes que constituían el Tapiz de Tarragona, para su ejecución por Josep Royo.

Este dibujo fue uno de los gestos del maestro para agradecer, ante los contratiempos que la vida aporta, al joven Dr. Rafel Orozco. Este médico atendió la Nochevieja de 1966 a Maria Dolors Miró, la única hija del artista, cuando fue atropellada por un tren al cruzar el paso a nivel de Mont-roig del Camp.   

Este fatídico acontecimiento, y la generosidad del Dr. Orozco, propiciaron que el pago de los honorarios médicos profesionales no fuera de tipo monetario, sino que el doctor pidió un cuadro al pintor para el nuevo centro asistencial del que más adelante sería director, el ya desaparecido Hospital de la Cruz Roja de Tarragona.   

La respuesta, al cabo de unos meses, fue una pintura como adelanto de un proyecto más ambicioso que iniciaría una nueva faceta en la trayectoria de Joan Miró: la realización de un tapiz de grandes dimensiones.

Joan Miró bautizó la obra como Tapiz de Tarragona, y la encarga al joven artista Josep Royo, que había contribuido a la renovación de la Fábrica de Tapices Aymat de Sant Cugat del Vallès, que más adelante se daría a conocer como Escuela Catalana de Tapicería.

Aquel proyecto fue el inicio de un camino compartido entre Joan Miró y Josep Royo, que los lleva en búsqueda de nuevos espacios para la realización de sus obras conjuntas, por ejemplo, la emblemática Farinera de Tarragona, que verá salir de entre sus muros obras de capital importancia para muchos creadores.

Cruz Roja conserva la propiedad del Tapiz de Tarragona y lo ha cedido en depósito a la Diputación de Tarragona para ser exhibido en este Museu d’Art Modern.