Diputació de Tarragona

 
MAMT Virtual
 

 
Aprendemos jugando
 

 
Logo MAMT Pedagògic
 

 

Puedes encontrarnos en:


Facebook
Flickr
Delicious
YouTube
RSS
 
 
Te encuentras en:   Portada > Exposición permanente > Bronze Nu > Monument Als Herois De 1811

Monument Als Herois De 1811


Julio Antonio y el Monumento a los Héroes de Tarragona

El 24 de  Diciembre de 1909 el Ayuntamiento de Tarragona acuerda la realización  de un monumento en memoria de los defensores de la ciudad, frente al sitio del general Suchet, en 1811.

La idea surgió del primer conde de Rius, Marià Rius  i Montaner, quien donó la cantidad de 11.000 pesetas a la iniciativa, mientras que el Ayuntamiento de la ciudad en concedía les 14.000 pesetas restantes.

El 11 de Abril de 1910, la Corporación Municipal convocó un concurso de carácter restringido para su ejecución, invitando a: Carles Mani, Anselm Nogués i Julio Antonio.

El jurado estaba integrado por los escultores Josep Llimona y Miquel Oslé, el catedrático de dibujo del Instituto de Tarragona, Francisco de Cidón, y el historiador Emili Morera.

El día 9 de Abril de 1911 se publicó el nombre del ganador: era Julio Antonio, con el segundo proyecto.

En la memoria del proyecto Julio Antonio escribe: ...huyendo de todos los repudiables monumentos a los héroes de la independencia inaugurados efímeramente, en que todo se ha resuleto con escopetas, morriones, espadas, cañones y figuras inverosómiles i de pésimo gusto... he sentido y siento como escultor dar la sensación de heroismo por medio de la forma desnuda más bella y armoniosa que mi inteligencia y mis fuerzas alcancen.

Acabado el esbozo definitivo en bronce, el Ayuntamiento de Tarragona solicitó  a Ramón de Valle Inclán y a Julio Romero de Torres profesores de estética y  de vestiduras respectivamente  de la Escuela Superior de Bellas Artes de Madrid, un juicio sobre el grupo escultórico que fue valorado “como una obra que por su sentido artístico, fuerza emotiva y factura inmejorable, puede considerarse como la más alta representación del arte contemporáneo”

Ante la inminencia de la celebración del centenario del sitio de Tarragona, el 23 de Septiembre de 1910, se colocó la primera piedra del monumento y, en el mes de Mayo de 1911 se había realizado el basamento y el ajardinado de la obra en su emplazamiento, en la Rambla de San Juan, cruce con la calle Cañellas y calle Yxart. Pero la enfermedad pulmonar que afectaba a Julio Antonio retrasó  la ejecución definitiva.

Además las dificultades para la concesión del bronce por parte de la fundición, dieron como resultado que Julio Antonio no pudiera ver su obra finalizada, ya que falleció  el 15 de Febrero de 1919.

Finalmente en 1920, el Ayuntamiento de Tarragona delegó  en el discípulo de Julio Antonio, Enrique Lorenzo Salazar, la responsabilidad de la supervisión de la fundición contratada con la empresa Mir y Ferrero de Madrid.

El 9 de Febrer de 1922 se inaugura la exposición del Monumento en el Museo de Arte Moderno de Madrid, por el ministro de Instrucción Pública y posteriormente fue trasladada a Tarragona. 

Después del éxito conseguido en Madrid, resulta  incomprensible la postura de un sector de ciudadanos cuestionando la ubicación de la escultura en la Rambla de Tarragona, las razones de la polémica eran:

- Por un lado que podía restar visualidad y perspectiva a la Rambla.

- Por otro lado que la exhibición pública de un grupo escultórico de figuras desnudas podría ofender a los viandantes.

La polémica quedó reflejada en las opiniones en favor y en contra  aparecidas respectivamente en el  Diario de Tarragona y a La Cruz.

Finalmente, el Monumento se coloca en el Museo Arqueológico de Tarragona, situado entonces en la plaza de la Font de la ciudad.

No obstante, una parte de los ciudadanos continuaba pidiendo al alcalde de Tarragona, Andrés Segura y Donato, que el monumento fuera cubierto con un paño, y una canción popular, con la música d’ “Ai mare” iba de boca en boca, ironizando la situación: Les dames estropejoses a l’Alcalde han fet compliment i han dit al Senyor Segura que tapi aquell monument. 

El advenimiento de la República, en 1931 propició la colocación definitiva en el lugar inicialmente escogido, y el 24 de Septiembre fue inaugurado  oficialmente el Monument en presencia de les autoridades locales y de la madre y otros familiares de Julio Antonio.

» Ir a La plenitud: 1916-1919