Diputació de Tarragona

 
MAMT Virtual
 

 
Aprendemos jugando
 

 
Logo MAMT Pedagògic
 

 

Puedes encontrarnos en:


Facebook
Flickr
Delicious
YouTube
RSS
 
 
Te encuentras en:   Portada > Exposición permanente > Bronze Nu > Los Bustos de la Raza

Los Bustos de la Raza

Los Bustos de la Raza forman parte de una serie escultórica que recoge el objetivo de Julio Antonio de esculpir representantes del pueblo: hombres y mujeres anónimas; considerados pilares fundamentales de la raza de acuerdo con los  planteamientos comunes a la mayor parte de los miembros del movimiento literario español conocido como la Generación del 98, en particular sus amigos escritores Ramón Gómez de la Serna y Eugenio Noel. Todo ello lleva a algunos estudiosos a afirmar que Julio Antonio encarnó, como ningún otro escultor, los ideales de esta generación. Ideales de regeneración que les  permitieron vencer el derrotismo en que se vio sumido el Estado español en el cambio del siglo XIX al XX.

En 1908 para obtener sus modelos Julio Antonio emprende un viaje por España acompañado de Miquel Viladrich, en busca del contacto directo con la realidad del país, de los personajes que trascienden su individualidad para convertirse en un eterno presente.

En 1909, realiza: Minera de Puertollano, Rosa María, Mujer de Castilla, Ventero de Peñalsordo, y al año siguiente, Hombre de la Mancha y Minero de Almadén.

El precedente de todas estas obras fue María la gitana, amante que fue del Pernales, y el epílogo  el retrato del poeta Lasso de la Vega; Dos representaciones particulares de dos personajes que tienen una historia propia pero que transmiten al mismo tiempo todo el simbolismo de los Bustos de la Raza.

En 1914 Julio Antonio efectuó una estancia en  Ávila y en la Sierra de Guadarrama para volver a trabajar en la serie de los Bustos de la raza y para recuperar un poco la salud. A ésta época pertenece: Moza de Aldea del Rey, Ávila de los Caballeros, Cabrero de las tierras de Zamora y El Novicio.

 

» Ir a La proyección del artista 1910-1915